Ventas Cortas – Una alternativa viable al proceso de Ejecución Hipotecaria

La ejecución hipotecaria es una de las experiencias más traumáticas que un propietario de vivienda puede enfrentar.  La verguenza de perder su casa a través de la ejecución hipotecaria está acompañada por los efectos devastantes que tiene la ejecución hipotecaria sobre su valuación crediticia y la habilidad para calificar en nuevos créditos. Con un incremento del 79 % en la cantidad de ejecuciones hipotecarias en el 2007, aumenta  el número de propietarios que se enfrentan a la pesadilla de perder sus hogares.  Si usted ya no puede costear sus pagos de hipoteca, existen alternativas a los procedimientos. Una de las opciones que está recibiendo mucha atención en las noticias es la llamada «venta corta».

¿Qué es una venta corta?

Una venta corta es un «acuerdo» entre el propietario de la vivienda y el prestamista para permitir que una casa sea vendida por una cantidad menor a la cantidad que se debe en la hipoteca. Las ventas cortas pueden ser un compromiso que beneficie a todos los involucrados. Para el vendedor que posee la deuda, una venta corta les ahorra algo del dolor, verguenza y desafíos crediticios que resultan de una ejecución hipotecaria, El prestamista evita el trabajo y los gastos involucrados en embargar y subastar su propiedad. El vendedor no recibe dinero alguno de la venta de la casa, pero el prestamista no reporta la transacción como una ejecución hipotecaria  al departamento de créditos.

Vender una casa a través de una venta corta difiere de una venta bajo circunstancias normales. Si bien el comprador y el vendedor pueden llegar a alguna especie de acuerdo entre ellos, en una venta corta el prestamista tiene la última aprobación sobre el contrato de venta.

Es importante hacer notar que las ventas cortas se llevan a cabo bajo la discreción exclusiva de su prestamista.  No todos los prestamistas están de acuerdo con las ventas cortas o descuentos, especialmente si la ejecución hipotecaria representa para ellos una mejor oportunidad para recuperar sus pérdidas. Adicionalmente, no todos los vendedores y propiedades califican para ventas cortas. Usualmente, los prestatarios deben tener al menos 91 días de atraso, antes de que el prestamista  este dispuesto a discutir una venta corta. Pueden existir ramificaciones de impuestos asociadas a cualquier pago de descuento o ejecución hipotecaria; por lo tanto usted debe contactar su consejero de impuestos o abogado antes de proceder.

¿Cómo proceder con la venta corta como alternativa a la ejecución hipotecaria?

Los requerimientos varían para cada prestamista, sin embargo, la mayoría demanda que usted prepare y entregue una extensa variedad de documentos. Esto incluye una declaración escrita («carta de dificultades») y soporte la documentación probando a imposibilidad de hacer los pagos. Puede ser que le sea solicitado entregar talones de pago, declaraciones de impuesto y declaraciones con el registro de sus activos. Nosotros podemos ayudarle en este proceso.

Nuestros consultores financieros poseen relaciones sólidas de trabajo con prestamistas de hipotecas que les permite ayudarles a evitar  trampas que comúnmente usted se encontraría al negociar con su prestamista.

El tiempo es esencial para conseguir la alternativa correcta luego de caer en mora en un préstamo. El consumidor puede gastar días haciendo llamadas telefónicas para conseguir e departamento correcto o la persona responsable para manejar las ventas cortas para su prestamista. Identificar la documentación correcta que debe ser entregada es confusa y consumidora de tiempo para aquellos que poseen poca experiencia en el proceso.

Un consultor de mitigación de pérdida realizará una evaluación minuciosa de sus finanzas y analizará las políticas de mitigación de pérdida de su prestamista, por último le ayudará a descubrir la mejor alternativa  a la ejecución hipotecaria. Ellos negocian con su prestamista para conseguir la mejor solución posible a su problema de ejecución hipotecaria. Su experticia en la preparación de documentos le ayudará a presentar un caso más robusto para convencer al prestamista de acordar una venta corta.

Los consultores de mitigación de pérdida pueden también aconsejarle sobre varias alternativas adicionales a la ejecución hipotecara además de la venta corta. La situación de algunos propietarios se adecua más a planes de repago (Acuerdo de Tolerancia), Modificación del Préstamo / Reembolsos, o Escritura en lugar de ejecución hipotecaria.

Las dificultades financieras  son en algunos casos inevitables. Si usted ya no puede hacer sus pagos a tiempo, contacte a un consultor de mitigación de perdidas inmediatamente para discutir sus opciones. Existen alternativas a la Ejecución Hipotecaria y ejecutar acciones rápidamente de su parte puede salvar su record crediticio y dejarle con menos retos de financiamiento para el futuro.

Para mayor información sobre las ventas cortas y el uso de mitigación de perdidas como una alternativa a la quiebra o la ejecución hipotecaria en el estado de Texas, visite savemytexashome.org y llene el formulario, o llame hoy al 512-21-5044.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *